Cómo subir las defensas – Calidad Insurance | Auto-Home-Commercial. We are a quality insurance agency

Yo Soy Actitud

February 28, 2020

Yo Soy Comunicación

March 20, 2020

Cómo subir las defensas

Este articulo es de lo que no hablan allá afuera, pero que definitivamente es la clave para cuidarnos y mantener nuestras defensas altas.

Si tenemos defensas altas, estamos construyendo una muralla a nuestro alrededor para que nada entre a nuestro cuerpo.

Nos interesa que las defensas estén fuertes o, mejor dicho, bien entrenadas. Sobre todo hay que prestar atención si se producen síntomas como cansancio y, también, pequeñas infecciones repetidas, que nos podrían estar alertando.

Muchas veces estos síntomas tienen relación con un cuerpo demasiado intoxicado a causa de una mala alimentación y unos malos hábitos.

  1. Tomar mucha agua: Consumir entre 10 y 12 vasos de agua al día estimula el sistema inmunológico porque expulsa las toxinas del cuerpo.
  2. Hacer ejercicios de respiración/meditación: Toma mínimo 15 minutos del día para sentarte y hacer ejercicios de respiración profunda: coloca tus manos sobre el abdomen e intenta inflar el estómago como quien infla una pelota; después espira lentamente hasta que salga todo el aire. Esto ayuda a calmar nuestra mente, bajar el estrés y por ende aumentar las defensas.
  3. Comer limón: Por sus altas concentraciones de Vitamina C, es clave para evitar resfriados. El rocío del limón ayuda a mantener las propiedades de los alimentos y evita su oxidación, lo que facilita la digestión.
  4. Hacer Ejercicio: No se necesita ir al gimnasio para ejercitarse. Lo importante es evitar el sedentarismo. Aprovechar cualquier momento para caminar, montar bicicleta o trotar estimula la generación de adrenalina y aumenta las defensas.
  5. Dormir: Aprovechar la luz natural es clave para no interrumpir los procesos fisiológicos que se dan durante la noche, así se recupera energía y se aumentan las defensas.
  6. Reír mucho: Las emociones positivas forman parte de nuestro sistema inmunitario. La salud tiene mucho que ver con quererse bien a uno mismo y también a los demás. De la higiene mental, el efecto más estudiado es la risa. Esta mejora sensiblemente la inmunidad y puede reducir las opciones de contraer ciertas enfermedades, como resfriados y gripes, y sobre todo de sufrir estrés.
  7. Piensa en Positivo: La angustia y la depresión también “destruyen” las defensas. Son numerosas las investigaciones científicas que han demostrado que la tristeza o la angustia van acompañadas de efectos negativos sobre el sistema inmunitario. En cambio, el optimismo esperanza y la alegría ayudan a que el sistema de defensas actúe de una forma más eficaz contra las posibles enfermedades. Estar animado no cura, pero colabora en positivo cuando el organismo necesita energía extra. Desechar los pensamientos, sentimientos y emociones perturbadoras, centrándose en una actividad agradable y serena ayuda a respetarse y a trabajar constantemente por la propia salud y la de quienes nos rodean.
  8. Come bien: Las frutas y verduras tienen una gran cantidad de vitaminas y minerales que nos ayudan a aumentar nuestro nivel de defensas. Evita las harinas refinadas, las carnes rojas y el dulce.

En conclusión, tenemos la salud en nuestras manos, y podemos protegernos de cualquier virus maligno que pueda afectarnos.
¡CONSTRUYAMOS ESTA MURALLA EN NUESTRO CUERPO PARA EVITAR CUALQUIER ENFERMEDAD
Y APOYÉMONOS ENTRE TODOS PARA TENER UNA SALUD PERFECTA!

Translate »